BT 5 - Virus de la Tilapia

EL VIRUS DE LA TILAPIA DE LAGO (TILV)

AMENAZA MUNDIAL

Las tilapias son la segunda especie acuícola más importante en términos de volumen, alimentos, empleos y ganancias domésticas y de exportación para millones de personas, pequeñas propietarias. Su precio razonable, la dieta omnívora, la tolerancia a los métodos de cultivo de alta densidad y generalmente una fuerte resistencia a la enfermedad hacen que sean una fuente importante de proteínas, especialmente en los países en desarrollo y para los consumidores más pobres. 

Está siendo afectada por un virus mortal.

ENFERMEDAD DEL VIRUS DE LA TILAPIA DE LAGO (TILV)

El 26 de mayo de 2017, la FAO publicó una alerta por un virus contagioso que afecta los cultivos de tilapia en el mundo  y  recomendó a los acuicultores notificar a las autoridades en caso de observar brotes en estos animales. Colombia, Ecuador, Egipto, Israel y Tailandia son los cinco países en los que se ha confirmado la aparición del virus de la tilapia de lago. Pero otros productores como Tailandia, China e Indonesia están realizando monitoreos para evitar la enfermedad o reducir su impacto.

El TiLV se ha descrito como un nuevo virus de la familia Orthomyxoviridae (Eyngor et al., 2014). Este patógeno, desde 2009 afecta los cultivos de tilapias, y aunque el no representa un riesgo para la salud pública, puede diezmar las poblaciones de peces infectadas. La mortalidad atribuida a TiLV se ha observado en tilapias silvestres Sarotherodon (tilapia) galilaeus, tilapias de cría Oreochromis niloticus y tilapias híbridas para el cultivo comercial (O. niloticus X O. aureus) (Bacharach et al., 2016; Ferguson et al., 2014; Eyngor et al., 2014). Hasta la fecha, solo los peces tilapia han demostrado ser susceptibles a la enfermedad. Es posible que se encuentren otras especies susceptibles, según la OIE.

Los expertos internacionales sugieren que los brotes deberían "tratarse con preocupación" y que los países importadores deberían tomar medidas apropiadas para gestionar el riesgo, entre ellas mayores pruebas de diagnóstico, certificados sanitarios, medidas de cuarentena y planes de contingencia.

En el caso de los países productores, estos deben extremar la vigilancia y seguir los protocolos de la Organización Mundial de Sanidad Animal(OIE) al comercializar la tilapia. Luego de la publicación de la FAO, Ecuador y Colombia emitieron comunicados negando la presencia de la enfermedad en sus cultivos y asegurando su compromiso en la prevención de esta y otras enfermedades en ellos, los cuales, de acuerdo con sus autoridades locales, pasan por uno de sus mejores momentos.

En Israel se están estudiando los factores que influyen en las tasas de supervivencia y mortalidad que deja la enfermedad. Y están en la búsqueda de una vacuna para manejar esta enfermedad.

SIGNOS CLÍNICOS Y DESCRIPCIÓN DE CASO 

Los principales órganos en los que se ha observado la patología son los ojos, el cerebro y el hígado (Eyngor et al., 2014). 

  • Alteraciones oculares, como la opacidad del cristalino y, en casos graves, su ruptura. 
  • Erosiones dérmicas, hemorragias en las leptomeninges y congestión del bazo (Eyngor et al., 2014).  
  • Lesiones microscópicas y anormalidad del tejido.
  • Lesiones histológicas en el cerebro, los ojos y el hígado (Eyngor et al., 2014). Todavía no está claro si el virus de la tilapia de lago (TiLV) se puede transmitir a través de productos congelados de tilapia, si bien es probable que este se haya propagado por más lugares de los que se conocen.
  • Se ha probado que puede haber transmisión horizontal por cohabitación, en cuanto los reservorios las poblaciones infectadas de peces, tanto de cría como silvestres, constituyen los únicos reservorios establecidos de infección. Se desconoce la fuente original de TiLV.

 

 ENFERMEDAD DEL VIRUS DE LA TILAPIA DE LAGO (TILV)

El 26 de mayo de 2017, la FAO publicó una alerta por un virus contagioso que afecta los cultivos de tilapia en el mundo  y  recomendó a los acuicultores notificar a las autoridades en caso de observar brotes en estos animales. Colombia, Ecuador, Egipto, Israel y Tailandia son los cinco países en los que se ha confirmado la aparición del virus de la tilapia de lago. Pero otros productores como Tailandia, China e Indonesia están realizando monitoreos para evitar la enfermedad o reducir su impacto.

El TiLV se ha descrito como un nuevo virus de la familia Orthomyxoviridae (Eyngor et al., 2014). Este patógeno, desde 2009 afecta los cultivos de tilapias, y aunque el no representa un riesgo para la salud pública, puede diezmar las poblaciones de peces infectadas. La mortalidad atribuida a TiLV se ha observado en tilapias silvestres Sarotherodon (tilapia) galilaeus, tilapias de cría Oreochromis niloticus y tilapias híbridas para el cultivo comercial (O. niloticus X O. aureus) (Bacharach et al., 2016; Ferguson et al., 2014; Eyngor et al., 2014). Hasta la fecha, solo los peces tilapia han demostrado ser susceptibles a la enfermedad. Es posible que se encuentren otras especies susceptibles, según la OIE.

Los expertos internacionales sugieren que los brotes deberían "tratarse con preocupación" y que los países importadores deberían tomar medidas apropiadas para gestionar el riesgo, entre ellas mayores pruebas de diagnóstico, certificados sanitarios, medidas de cuarentena y planes de contingencia.

En el caso de los países productores, estos deben extremar la vigilancia y seguir los protocolos de la Organización Mundial de Sanidad Animal(OIE) al comercializar la tilapia. Luego de la publicación de la FAO, Ecuador y Colombia emitieron comunicados negando la presencia de la enfermedad en sus cultivos y asegurando su compromiso en la prevención de esta y otras enfermedades en ellos, los cuales, de acuerdo con sus autoridades locales, pasan por uno de sus mejores momentos.

 

En Israel se están estudiando los factores que influyen en las tasas de supervivencia y mortalidad que deja la enfermedad. Y están en la búsqueda de una vacuna para manejar esta enfermedad.

SIGNOS CLÍNICOS Y DESCRIPCIÓN DE CASO 

Los principales órganos en los que se ha observado la patología son los ojos, el cerebro y el hígado (Eyngor et al., 2014). 

  • Alteraciones oculares, como la opacidad del cristalino y, en casos graves, su ruptura. 
  • Erosiones dérmicas, hemorragias en las leptomeninges y congestión del bazo (Eyngor et al., 2014).  
  • Lesiones microscópicas y anormalidad del tejido.
  • Lesiones histológicas en el cerebro, los ojos y el hígado (Eyngor et al., 2014). Todavía no está claro si el virus de la tilapia de lago (TiLV) se puede transmitir a través de productos congelados de tilapia, si bien es probable que este se haya propagado por más lugares de los que se conocen.
  • Se ha probado que puede haber transmisión horizontal por cohabitación, en cuanto los reservorios las poblaciones infectadas de peces, tanto de cría como silvestres, constituyen los únicos reservorios establecidos de infección. Se desconoce la fuente original de TiLV.

 

El virus TiLV se ha notificado en Colombia, Ecuador e Israel (Bacharach et al., 2016; Ferguson et al., 2014; Tsofack et al., 2016) y, recientemente, en Egipto (Fathi et al., 2017) y Tailandia (Dong et al., 2017). Debido a la investigación deficiente antes del 2016, no se puede confirmar la distribución real del TiLV. Son más de 45 países productores potencialmente en riesgo.

FUENTE: HTTPS://ENACA.ORG/?ID=870&TITLE=URGENT-UPDATE-ON-POSSIBLE-WORLDWIDE-SPREAD-OF-TILAPIA-LAKE-VIRUS-TILV

 

 

SITUACIÓN ACTUAL CON RESPECTO A LA LISTA DE LA OIE 

En estudio de inclusión en la lista de enfermedades, pero en la actualidad no cumple con todos los criterios de inclusión descritos en el Capítulo 1.2. del Código Sanitario para los Animales Acuáticos (OIE, 2016).

El NACA tiene una página que abarca una amplia gama de publicaciones sobre acuicultura, incluyendo manuales técnicos, actas de talleres, guías de mejores prácticas y varias publicaciones en serie, entre ellas Aquaculture Asia Magazine, NACA Newsletter y Quarterly Aquatic Animal Disease Report. NACA ha publicado, con respecto a esta enfermedad, una serie de artículos. Si usted desea mayor información, acceda al link. https://enaca.org/?id=700&title=aquatic-animal-disease-library 

Sea Technology distribuye el Kit IQ Plus para la Detección del Virus de la Tilapia lacustre.  Es un sistema que utiliza las ventajas de la PCR convectiva, isotermal y aislada. En una hora y media usted tendría sus resultados en cualquiera de las plataformas compatibles con iiPCR, Pockit TM analizador de ácidos nucleicos. (Chang et al., 2012; Tsai et al., 2012).

   

   

La química de la sonda de hidrólisis fluorogénica se utiliza para generar una señal fluorescente cuando se amplifica una región específica del patógeno. Los cebadores y la sonda son secuencias específicas del genoma de TiLV y no reaccionan con el ADN genómico del huésped o los ácidos nucleicos de otros patógenos. Su límite de detección es de 10 copias/reacción.

 Por: Lcda. Nimiadina Herrera